martes, 30 de agosto de 2016

Crítica de “Kubo y las dos cuerdas mágicas”

-Entre Kurosawa, Miyazaki y Méliès. “Kubo” es un entretenimiento brillante y de factura extraordinaria, pero con una historia que no está a la altura. Podría haber sido una obra maestra, se queda en un esfuerzo increíble.

-Travis Knight se pasa a la dirección de lo último de Laika. La forma y el concepto se retroalimentan en cierto modo, pero su alma no me cautiva como el de trabajos anteriores. Hay curiosidad, mimo, pero no magia.

Travis Knight es un animador del estudio Laika. Ha sido parte fundamental en la creación de los mundos de “Coraline”, “Norman” y “Los Boxtrolls”. Ahora se ha convertido también en director, para narrar una aventura fantástica totalmente imbuida por el espíritu del Japón Feudal y con un mensaje tan influido por Miyazaki como por Kurosawa. La historia de Kubo, un joven narrador de historias que tras un giro del destino deberá enfrentarse a todo tipo de criaturas en la búsqueda de una armadura mágica con la que vencer a las fuerzas del mal. Chris Butler y Marc Haimes escriben el guión para una historia de Shannon Tindle y el propio Haimes. Por último la deliciosa música corre a cargo del compositor ganador del Oscar, Dario Marianelli (“Atonement”). Un nuevo estreno del estudio Laika, en busca constante de nuevas historias e ideas y lejos de secuelas y repeticiones, es siempre una fecha obligatoria en el calendario de un amante de la animación. Por esa razón he ido al cine con ganas de descubrir un nuevo mundo en Stop-motion y alucinar con sus maravillas visuales y emocionales. Voy a contaros que ocurrió. Si vais a pestañear, hacedlo ahora.

lunes, 22 de agosto de 2016

Crítica de “Star Trek: Beyond”

-Justin Lin entrega la aventura más liviana, cinética y falta de pretensiones de esta joven tripulación. Todo lo hemos visto antes, pero en un verano tan decepcionante, da gusto volver al Enterprise.

-El guión de Pegg está desaprovechado y queda empañado por un trabajo torpe de Justin Lin tras las cámaras. El reparto funciona casi igual de bien que en las anteriores.

Normalmente haría un gran resumen de lo que es “Star Trek”, lo que significa para varias generaciones y como se reinició la saga con el reboot que Abrams dirigió en 2009. Pero a estas alturas todos saben lo que es “Star Trek”. Gracias en buena parte, a ese reboot que hizo accesible el universo, a las nuevas generaciones. Antes de que Netflix nos traiga al completo, todas las series “trekkies” del pasado, y una nueva en colaboración con CBS. Justin Lin se ha puesto a los mandos de la nave insignia de la Flota Estelar, para regalarnos al fin en este espantoso verano; un blockbuster emocionante, inteligente y entretenido para toda la familia. Es una pena que tanto Leonard Nimoy como el jovencísimo Anton Yelchin, nos hayan dejado en los últimos meses. Pero siempre serán una parte fundamental de nuestra tripulación. Como miembros de pleno derecho de la Enterprise, que somos todos los fans de este ilimitado universo. Simon Pegg se encarga del guión con la ayuda de otros cuatro guionistas: Doug Jung, Roberto Orci, John D. Payne y Patrick McKay. Por último al brillante reparto de las dos anteriores, se unen algunos nombres como Idris Elba, Sofia Boutella y Lydia Wilson. Ahora es cuando me toca explicar porque este nuevo viaje espacial hacia lo desconocido, os va a alegrar a muchos el verano.

viernes, 19 de agosto de 2016

Crítica de “Cazafantasmas” (2016)

-Una película innecesaria, con dirección y guión desechables. Paul Feig mete el pie en un gran charco de lodo jugando con la nostalgia. Y adivinen qué, el reparto no tiene la culpa.

-La película es mejor que los horribles trailers y puede verse bastante bien. Junto con el enérgico reparto, las únicas cosas buenas que tengo que decir.

Antes de ponerme a hablar de la nueva “Ghostbusters” creo oportuno decir que el filme original de Ivan Reitman es para muchos de nosotros un clásico de la infancia. Entiendo que sea algo subjetivo, y que muchos vean risible tildar de clásico a esa película cuando el término (con matices variables) va ligado a otros filmes inolvidables como “La gata sobre el tejado de Zinc”. El que escribe estas líneas creció con las dos aventuras de los Cazafantasmas, aunque sólo le tiene gran aprecio a la primera de ellas. Cuando descubrí que se estrenaría una nueva entrega no fue el reparto femenino lo que me echó para atrás. Fue en primer lugar intentar asimilar que no estaría protagonizada por el reparto original, en segundo lugar que borraran los acontecimientos de las anteriores entregas (es decir que fuera un “reboot” en lugar de una secuela) y en tercer lugar unos trailers pésimos. Tras toda la polémica machista y las típicas tonterías de las redes sociales, el “haterismo” y la correción política de las nuevas generaciones que hace poco evidenció el maestro Eastwood; quedaba ir al cine a ver de que forma cogía el testigo Paul Feig (“La boda de mi mejor amiga”, “Spy”). El conocido reparto lo encabezan -entre otros- nombres como: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Leslie Jones, Kate McKinnon, Cecily Strong y Chris Hemsworth.

sábado, 6 de agosto de 2016

Crítica de “Escuadrón Suicida”

-Un desastre de película. Plana, caótica, deshilvanada, fea e innecesaria. Otro clavo en el ataúd del universo cinematográfico de Warner/DC.

-Sin argumento, sin desarrollo de personajes, sin personalidad visual, sin un tono único que dirija la historia. En esta película fría y diseñada por ejecutivos, nadie sabe por donde van los tiros.

Posiblemente estamos ante la película más esperada del verano, y una de las más esperadas del año en general. Su campaña de marketing se ha encargado de que a todo el planeta le apetezca ir a ver a estos villanos dando caña a ritmo del rock 'n' roll. Esta debía ser la película que asentara finalmente las bases del universo cinematográfico de DC. Y el encargado de escribir el guion y ponerse tras las cámaras sería David Ayer. Un director de películas de acción suburbiales con muchos tintes de serie B (Sabotage, End of Watch) y que también nos dejó el año pasado el elogiado filme bélico, Fury (Corazones de Acero en nuestro país). Este señor no está ni mucho menos acostumbrado a trabajar en franquicias de este tipo, con estos presupuestos y menos aún con las prisas que le establecieron. Warner le dio seis semanas para escribir el guion y empezar a rodar, un rodaje que según muchos rumores y no tan rumores, fue completamente accidentado. Y para colmo, los ejecutivos de la empresa decidieron que tras las críticas recibidas por Batman v. Superman, la película debía ser más alegre y para eso debían rodarse nuevas escenas. Una decisión bastante cobarde, en especial porque las críticas hacia Batman v. Superman se enfocaban en muchas otras cosas que eran fáciles de arreglar sin traicionar el espíritu de este universo. Tras todo ese desbarajuste, al fin podemos visionar el montaje que Warner ha hecho del filme de David Ayer, y descubrir si tanta crítica negativa tiene algún fundamento. Un servidor ha decidido ir a ver Suicide Squad con ganas de descubrir a sus personajes, sucumbir ante la socarronería y a poder ser, encontrar el tono oscuro de DC, pero sin la pedantería existencialista y la densa epicidad del irritante Zack Snyder. Recordemos que el atractivo reparto está compuesto -entre otros- por: Will Smith, Jared Leto, Margot Robbie, Jai Courtney, Joel Kinnaman, Viola Davis, Cara Delevingne, Adewale Akinnuoye-Agbaje y Scott Eastwood.

jueves, 4 de agosto de 2016

Crítica de “Jason Bourne”

-Jason Bourne ha vuelto en plena forma. Al menos en lo que se refiere a la técnica y la energía cinética, la trama y el contenido han quedado muy relegados.

-Si buscas tensas persecuciones, mucha acción y emociones fuertes; esta es tu película del verano. Puede decepcionar que Bourne se haya convertido en un héroe palomitero, pero eso no quita que sea un placer volver a verle en acción.

En 2002 el más que competente director Doug Liman, adaptó al cine el personaje del famoso novelista de espionaje, Robert Ludlum. Jason Bourne llegó a la pantalla grande con el inicio de una trilogía que influiría de sobremanera en el cine de acción del nuevo siglo. El encargado de dar vida al personaje sería un joven Matt Damon, que lograría una excelente mezcla de dureza y fría sensibilidad. Tras dirigir Liman la primera entrega, el testigo de las dos secuelas lo tomaría el británico Paul Greengrass. Este director llevaría la saga a nuevos niveles de calidad técnica. Asimismo los guiones de las secuelas le darían forma a un mundo ficticio alejado de las novelas y muy parecido al real. Y también le aportarían el debido desarrollo al personaje de Jason Bourne, que se convertiría en una especie de antihéroe moderno alejado de los tópicos del género. Jason Bourne es uno de los héroes cinematográficos más importantes de nuestra era. En 2007 nos alejamos de él con la tercera entrega de la saga (y la mejor). Y tras una trilogía memorable, los ejecutivos de Universal pensaron que podrían estirar el chicle con un nuevo héroe. Aaron Cross, al que dio vida Jeremy Renner, protagonizó el spin-off titulado “El legado de Bourne”, dirigido por Tony Gilroy, guionista de las anteriores entregas. Una película irregular, poco efectiva, pero eso sí, entretenida para una tarde de domingo. Ahora bien, Damon no volvería a la saga sin la dirección de Greengrass. Algo que acabaron consiguiendo, por eso estoy escribiendo este artículo. Porque Greengrass y Damon han decidido traer de vuelta Jason Bourne. Toca decidir si a este héroe, aún le queda algo que decir.

martes, 2 de agosto de 2016

Crítica de “Hardcore Henry”

-Normalmente comparar una película con un videojuego tiene muchas connotaciones negativas. Aquí no, “Hardcore Henry” es divertida, adictiva y orgásmicamente salvaje.

-Uno se sienta a ver esta película y no busca más que la violencia estilística y socarrona, los chistes groseros y los excelentes efectos de serie B. Puede que a algunos les parezca algo indigno, pero hay muchos tipos de cine, y uno que divierta tanto no debe despreciarse.

Seguro que os suena Timur Bekmambetov. Es un director de cine bastante malo. Ha dirigido -entre otras cosas- “Wanted”, “Abraham Lincoln: Cazavampiros” y las más que deleznables películas de “Guardianes del día” y “Guardianes de la Noche”. De toda su filmografía seguramente “Wanted” es la única cosa medio pasable. Y aún así debes ser un tipo de espectador muy concreto. Y ahora va a estrenar una de esas películas que merece todo nuestro odio incluso antes de verlas. El remake muy digital de “Ben-Hur”. Pero no vengo aquí a que odiéis a este hombre si no lo hacéis ya (deberíais...), vengo a darle un respiro. Porque es el productor de una película que a priori tiene todos los ingredientes de sus anteriores películas. Es tonta, grosera, violenta e innecesaria. Sólo que en esta ocasión, funcionan. El director de la película es un debutante, Ilya Naishuller. Este joven ruso, ha colaborado en el guión de “Payday 2”, un conocido videojuego FPS (First Person Shooter) que nos metía en la piel de unos atracadores de bancos. Su debut como guionista y director de largometrajes representa una bizarra y poco equilibrada unión entre cine y videojuegos. “Hardcore Henry” es la definición de placer culpable más deliciosa de los últimos años ex-aequo con “Drive Angry” de Nicolas Cage. Es la fantasía sanguinolienta y chabacana en primera persona que todo fan de los videojuegos o “gamer” (no se me vayan a ofender) lleva años imaginando. Los haters dirán que es un juego que no se puede jugar, pero creo que cualquier jugador de videojuegos amante de las películas de acción va a disfrutar de principio a fin, va a convertirla en una película de culto y exigir una secuela. Yo exijo una secuela.

lunes, 1 de agosto de 2016

Crítica de “Dirty Grandpa”

-Es casi todo lo mala que puede ser una película de este tipo. Es burda, aburrida, reiterativa y está guiada por todos los clichés existentes dentro del género. Cine de Adam Sandler, sin Adam Sandler. Pero Efron y DeNiro están ridículos.

-Una vez me reí en esta película. No es broma, en 102 minutos tuve una de esas risas de acto reflejo fruto de algún chiste sexual un poco por encima de la vergonzosa media que establece el filme.

Puede que no sepáis quien es Dan Mazer pero seguro que os habéis reído alguna vez con alguna película en la que apareciera su nombre. Tranquilos, no es algo por lo que sentirse culpable o avergonzado. Bueno, un poco sí. Este guionista, productor y director estrenó hace poco en nuestro país una película titulada I Give It a Year. Era guionista y director de esta supuesta comedia romántica que despedazaba el matrimonio y las relaciones de pareja a base de humillaciones constantes. No estaba mal para lo que suele ofrecer. Y es que si habéis visto algo de Dan Mazer seguro que es porque ha sido productor, guionista y/o director de: la serie y las películas de Ali G, Borat, Brüno y El dictador. Y sí, obtuvo una nominación al Oscar por el guion de Borat. Todos estos esperpentos absurdamente satíricos y supuestamente osados disfrutan de un gran éxito de taquilla, la aprobación incomprensible de la crítica y el estatus de cine de culto por parte del público. A mi en general me parecen una chorrada para catetos que anda bien lejos de las virtudes que debe poseer el cine. Acepto que Borat era más ingeniosa, pero la escatología y la insistencia en provocar eran sus armas principales, y simplemente funcionó porque tocó en los puntos precisos. Ahora, lejos de Sacha Baron Cohen, el Dan Mazer director crea un interesante dúo reuniendo a Zach Efron con el más que acabado Robert DeNiro. Y si sois de los que pensáis que el actor de Raging Bull aún tiene qué decir, a la media hora de Dirty Grandpa habréis perdido toda esperanza. Voy a explicaros qué ofrece la nueva tontería del señor Mazer.