sábado, 27 de febrero de 2016

Los Oscar (88ª Edición)

Otro año más llega esa ceremonia que mueve masas. Ese día en el que un número incomprensible de gente de todo el mundo se queda despierta hasta unas horas inconfesables viendo por la tele a gente atractiva y talentosa. Sé que creíais que hablaba de mi cumpleaños pero en realidad me refiero a los Oscar. Tras una inacabable temporada de premios, repleta de Festivales (Toronto, Sitges, Berlín, Venecia, etc), galardones de Asociaciones (de críticos, actores, directores), premios que siempre se usan para predecir las ganadoras de los Oscar (“Globos de Oro”, “Bafta” o los César ayer mismo) y los Goya que son un caso aparte; al fin llega ese final de temporada que marcan los premios más célebres. Yo siempre he pensando que son los premios más políticos, falsos, cerrados de miras e incompetentes de la industria; pero a la gente le gustan, y no soy nadie para decirle a la gente lo que le tiene que gustar. Además soy muy débil cuando se trata de realizar quinielas, ver como las redes sociales se inundan criticando los vestidos de los famosos y seguir descubriendo lo poco evolucionados que estamos como especie. Denme un segundo para quitarme la mala baba y continuar hablando amablemente de estos premios casi centenarios otorgados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas en reconocimiento de los profesionales de la industria cinematográfica.

Quiniela de los Oscar 2016

martes, 23 de febrero de 2016

Crítica de “¡Ave, César!”

-Una comedia muy divertida, con algunos momentos increíbles; pero demasiado simple, ligera y amable para ser una de las grandes obras de los hermanos.

-Los Coen homenajean el cine clásico y radiografían la industria con agudeza, a través de una serie de estereotipicos y carismáticos personajes/cameos. Estupendo Brolin e hilarante Clooney.

Los hermanos Coen son unos directores-guionistas únicos en la historia. Su firma es perfectamente diferenciable pero por un par de razones que no me alargaré explicando aquí, son mucho más elogiados por sus tragedias y thrillers que por sus comedias (permítanme exceptuar “El Gran Lebowski”). Siempre oigo hablar mucho de “Muerte entre las flores”, de “Fargo” y de “No es país para viejos”. Sin embargo sus comedias como “Arizona Baby”, “El gran salto” o “Quemar después de leer” -entre otras- no suenan del mismo modo entre el público. No negaré que el thriller es su género por excelencia, que empezaron con él, tocaron el cielo con él y se mueven en él como pez en el agua; pero su comedia negra siempre me ha parecido uno de los puntos fuertes de su estilo. De hecho creo que han madurado mucho como autores en la última década y que son unos de los pocos directores que siguen entregando historia diferentes, reflexivas y adultas. Y no hablo sólo de “Inside Llewyn Davis”, sino de esa pequeña obra maestra tan infravalorada como desconocida, “Un tipo serio”. Si “Fargo” y “No Country for Old Men” son sus grandes thrillers, ésta es (sin ser la mejor) la película con la que alcanzaron su plena madurez en la comedia (negra, dramática, etc). Ahora, tras el amargo filme protagonizado por Oscar Isaac, nos traen su carta de amor al cine en forma de comedia ligera que emula al cine clásico. Entre los muchos nombres del brillante elenco encontramos a: Josh Brolin, George Clooney, Ralph Fiennes, Tilda Swinton, Channing Tatum, Scarlett Johansson, Frances McDormand, Jonah Hill y Christopher Lambert.

domingo, 21 de febrero de 2016

Crítica de “Anomalisa”

-Que película tan triste, tan amarga, tan cabrona, tan humana y tan hermosa. Kaufman firma una obra de arte, una película única en la que cada fotograma es un mundo.

-Son probablemente los 90 minutos más desoladores, trágicamente reales y enternecedores que he visto en una pantalla de cine en tiempo.

Creo que a estas alturas todos conocemos al genial Charlie Kaufman. Ese guionista/director al que tanto le gustan los intrépidos laberintos psicológicos y emocionales con los que representa la vida y las relaciones humanas. Como guionista nos ha dejado joyas tales que “Adaptation”, “Being John Malkovich” y “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” (con la infame traducción de “Olvídate de mi” en nuestro país); como director, hasta ahora sólo había creado la infravalorada maravilla con el título “Synecdoche, New York”, que por alguna razón incomprensible siempre aparece en las listas de “películas que sólo entienden sus directores”. En esta ocasión vuelve en ambas facetas con la que aparenta ser su película más sencilla, y digo aparenta porque “Anomalisa” es una película tan compleja como la vida misma, si es que al final de este artículo determinamos que la vida tiene algo de complejo, puede que Charlie Kaufman haya trastocado nuestro universo personal. El filme ha sido financiado a través de una exitosa campaña de “crowfunding” realizada en “Kickstarter”. El cuatro veces nominado al Oscar (ganó con el filme de Jim Carrey y Kate Winslet) contactó con el animador Duke Johnson (“Beforel Orel: Trust”) para co-dirigir esta historia en Stop-Motion y en el guión colabora con otro animador -y escritor-, Dan Harmon, al que puede que recordéis por la fabulosa “Monster House” o como creador de “Community”. Así pues Charlie Kaufman crea una de las películas más humanas que he visto en mi vida con unos muñecos animados en Stop-Motion. Y yo le doy las gracias, porque jamás había visto nada como “Anomalisa”, pero ahora que lo he visto, no puedo volver atrás.

sábado, 20 de febrero de 2016

Crítica de “Room”

-Extraordinaria, una proeza cinematográfica vital. Es un cuento aterrador y doloroso que finalmente te abrirá los ojos a un nuevo mundo. Los términos “gran película” o “milagro cinematográfico” se inventaron para hazañas como “Room”.

-Brie Larson realiza un trabajo maravilloso, no te lo crees. Jacob Tremblay se gana a todo el público, es una revelación fascinante e inolvidable.

Lenny Abrahamson es uno de los directores más interesantes del nuevo cine independiente. En 2014 nos sorprendió a muchos con su extravagante y alternativa comedia dramática, “Frank”, protagonizada por Domhnall Gleeson, Michael Fassbender y Maggie Gyllenhaal. En 2015 ha estrenado (o 2016 si vivís en España) un fascinante y complejo drama, una de esas películas de apariencia pequeña que tienen un espíritu enorme y que podría derribar murallas por si sola. Emma Donoghue se adapta a sí misma (la novela, del mismo nombre, fue best-seller) y protagonizando la propuesta encontramos a Brie Larson (firme candidata al Oscar) y al joven Jacob Tremblay, que ya ha conquistado a medio mundo y a todo Hollywood con su sorprendente y tierna interpretación. Respaldándolos están -entre otros-: Joan Allen, William H. Macy, Megan Park, Amanda Brugel y Sean Bridgers. No quiero contar nada sobre la trama de “La habitación” porque es una película que hay que descubrir fotograma a fotograma (algo que no haréis si visionáis el terrible trailer). Estamos ante una ocasión especial, una película que puede cambiar tu forma de ver las cosas, que nos golpea y nos derrumba muchas veces de forma necesaria, pero que finalmente nos da la oportunidad de volver a nacer y abrir los ojos por primera vez. El cine se creó por muchos motivos, pienso que lo que ha hecho Abrahamson en “Room” es uno de los más importantes y valientes.

Crítica de “Deadpool”

-El super-anti-héroe más gamberro, chiflado y autoconsciente de la casa de las ideas ha dejado caer su culo en la gran pantalla. “Deadpool” son dos rombos irresistibles y alocadamente fantásticos.

-La película se ríe del cine, del género superheroico, de las enfermedades, de los muebles de IKEA y de casi cualquier cosa. Y lo importante es que Tim Miller ha abierto la puerta a un nuevo cine de superhéroes dentro de las grandes franquicias.

¿Que habéis dicho? ¿Qué no conocéis a Tim Miller? ¿Pero que tiene un nombre guay? Sí, también es un tío guay. Y os va a caer aún mejor cuando hayáis visionado su primer largometraje. Pero bueno, Miller ya había hecho sus pinitos en el cine, más concretamente en el género de la animación, gracias a un par de cortos que dirigió (“Rockfish”, “Aunt Lisa”, etc) y a una colaboración como guionista que le hizo optar al Oscar. Esto último fue con el corto “Gopher Broke”, donde colaboró con el director Jeff Fowler. Aparte de esos trabajos, ayer mismo vi el corto con el que entró en la lista de gente a tener en cuenta, se llama “Iron Man, Hulk & Spiderman”. Creo que he llamado vuestra atención, bien, va de esos tres tíos tan guays dándole de tortazos a unos robots. Y lo más curioso es que cuando lo vi me quedé sorprendido, ya que la escena de pelea tiene un parecido muy claro con “Avengers” de Joss Whedon, a pesar de que el corto es de 6 años antes. Así que supongo que Tim Miller también es el tío que le valió a “Avengers” una de las escenas más guapas y emocionantes, ahora...¿A que mola aún más Tim Miller aunque sea calvo? Bien, “Deadpool” es la promesa que se hizo a los fans, una promesa de fidelidad, sangre y chistes obscenos. Es borrar “Orígenes Lobezno” de nuestra mente y a ser posible borrar “Green Lantern” (aunque es difícil). Es una declaración de intenciones de que el cine de superhéroes se puede hacer de otras formas. “Deadpool” es la hostia, dejen de leer y vayan a ver una cochambrosa película de violencia y palabrotas, que viven en el siglo XXI. Porque si una película la censuran en un par de países y un blog cristiano la considera pecado, lo menos que podemos hacer es darle a los cabrones que la han hecho, nuestro sueldo mensual.

jueves, 18 de febrero de 2016

Crítica de “Zootrópolis”

-Tiene numerosas virtudes por las que se identifica mucha de la fauna que vive en la inmensidad de Zootrópolis. Es hermosa, entrañable, divertida, astuta y le encantará a todo tipo de público.

-Disney empieza el año con una apuesta muy potente. Guión y dirección fluyen a un ritmo perfecto siguiendo a unos encantadores personajes que te guiarán por una aventura que realmente merece la pena. No se la pierdan.

Seguimos en temporada de premios, a nuestro país continúan llegando películas del 2015 a un ritmo endiablado. Pero también van estrenándose las primeras cintas del nuevo año, y Disney ha decidido empezar con una apuesta animada muy prometedora, colorida y segura de si misma. Los directores Byron Howard y Rich Moore presentan una aventura que llega dispuesta a deleitar a toda la familia y convertirse en un clásico de la animación en el camino. Como a ustedes no les apetece echar su tarde leyéndome y yo sé mejor que nadie lo cansino que puedo llegar a ser escribiendo, voy a ofrecer una crítica concisa y breve, para que sin más dilación lleven a sus hijos (o a sus padres, abuelos, etc) a disfrutar del mejor estreno de esta semana que dejamos atrás. Bien, “Zootrópolis” tiene una mezcla de elementos que la hacen una duro rival a batir en su género. Una emocionante y atractiva amalgama de técnica impecable, exóticos lugares, personajes entrañables, cientos de guiños, una historia sencilla y estructurada con excelencia que además cuenta con un fascinante discurso, un ritmo marchoso, una pizca de creatividad y un suntuoso e inteligente guión que satisfará por igual a niños y adultos. Por tanto empezamos Febrero con un filme de animación que ya ha marcado el ritmo a seguir, a ver quien sube el listón.

sábado, 13 de febrero de 2016

Crítica de “Concussion” (La verdad duele)

-Una historia fascinante contada con poco riesgo y demasiadas facilidades para el espectador, pero con efectividad demostrada. Smith en una de sus mejores interpretaciones.

-El guión es muy irregular, tiene grandezas bien visibles pero también algunos problemas que Landesman acentúa con insistencia.

Peter Landesman es un periodista de investigación estadounidense convertido en guionista y director de cine y al que se conoce por su trabajo en películas como “Parkland” y “Kill the Messenger”. Es deducible según su curriculum, que le gustan las historias basadas en hechos reales y a poder ser, escabrosas. Como director deja bastante que desear, aunque sus guiones siempre contienen buen material y tratamientos interesantes. Con su nueva película reincide en el género de los hechos reales, esta vez para contarnos la historia del doctor Bennet Omalu, un neuropatólogo forense que descubrió el síndrome post conmoción cerebral, que causó tanto daño a muchos jugadores de fútbol americano (y a sus familias) y que provocó los suicidios de antiguas estrellas de la liga NFL. El guión corre a cargo del propio Landesman y para interpretar a Omalu tenemos a un excelente Will Smith, que reafirma una vuelta al cine en plena forma (“Focus” fue sólo el arranque) tras unos años más bien flojos. Además viene rodeado de un elenco de secundarios bien atractivo, entre ellos: Gugu Mbatha-Raw, Alec Baldwin, Eddie Marsan, David Morse, Stephen Moyer y Luke Wilson. Ahora bien, aunque las intenciones del filme son muy buenas, queda decidir si sus resultados son aceptables, si se anota un “touchdown” o si todo termina con un pase incompleto.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Crítica de “Trumbo”

-Una gran historia contada con energía, humor y un reparto de actores en estado de gracia. Trumbo no está a la altura de su figura protagonista, pero es una película del todo recomendable.

-Bryan Cranston parece haber nacido para el papel, propone una fascinante mirada al personaje, le aporta matices y recita los diálogos como un adiestrado púgil en el ring. Quizás en su carrera por el Oscar hubiera merecido un año con menos competencia.

Recuerdo cuando los Oscar aún tenían un premio a la “Mejor Historia”. Este biopic se hubiera llevado el galardón en esta edición, con casi toda seguridad, y lo hubiera merecido. John McNamara (“Aquarius”) se encarga de escribir una biografía ficcionada del famoso guionista Dalton Trumbo, que le brindaría al séptimo arte clásicos como “Roman Holiday” o “Espartaco” antes y después de ser introducido en la famosa lista negra -y encarcelado- durante la caza de brujas de McCarthy. Incluso adaptó su propia novela para llevarla a la gran pantalla y debutando a su vez en la dirección (aunque no volvería a intentarlo nunca, no era lo suyo), el resultado, una implacable y feroz película antibelicista que desde luego se convirtió en un clásico, su título: “Johnny cogió su fusil”. Jay Roach (“Los padres de él”) se encarga de la dirección de este biopic, y para dar vida al mismisimo personaje protagonista tenemos a un resucitado Bryan Cranston, que viene dispuesto a llevarse un merecido Oscar a su casa. Respaldándole están algunos grandes secundarios, entre ellos: Diane Lane, Helen Mirren, John Goodman, Elle Fanning, Louis C.K. y Michael Stuhlbarg. Con todos estos ingredientes se postulaba un biopic excelente que muchos esperábamos tuviera el mismo ingenio y la lengua afilada del guionista al que hace honor, al tiempo que nos recordara el poder del cine como transmisor de ideales y valores. ¿Lo ha logrado el filme?

Crítica de “Carol”

-Una historia de amor elegante, sincera y repleta de instantes fascinantes, pero no una gran película. Todd Haynes no consigue cautivarme, y es una pena, Mara y Blanchett sí lo hacen.

-Película limpia, sin rastro de adornos innecesarios y vacuos. Cada gesto, cada mirada y cada caricia hipnotizan, pero la observo desde fuera y eso es algo fatal en este tipo de cine.

Ojalá tuviera más tiempo para escribir sobre esta película, pero no lo tengo. Es una lástima porque “Carol” no sólo es una de las películas más elogiadas de los últimos años y una película de la que puede ser todo un placer dialogar, además es una de esas ocasiones -cada vez más habituales- en las que mi opinión no refleja en absoluto la del resto de mis compañeros críticos. Y todavía más interesante es que no sé exactamente porque “Carol” no me ha cautivado como a ellos, pero no lo ha hecho. Admiro lo que veo en la película: un guión de sentimientos reales y sinceros, que evita ir por los senderos habituales y se centra en la relación de los personajes, una narración de soberbia inteligencia, una dirección contenida y sutil con una deliciosa atención a los pequeños detalles sobre los que se edifica toda la relación y la película, una fantástica paleta de colores, una excelente banda sonora, esas composiciones de planos con los personajes esquinados escondiendo sus secretos y confidencias, dos actrices portentosas componiendo a dos personajes tan vivos que casi se pueden tocar y otras tantas cosas que debo elogiar porque soy humano, y me es imposible no disfrutar con ellas. ¿Entonces que es exactamente lo que no me gusta del filme? Fácil y difícil de explicar, todo lo que veo lo admiro pero soy un mero espectador de esa aventura, puedo empatizar y sentir lo que sienten esos personajes pero por alguna razón sé que estoy viendo una película. A estas alturas pueden dejar de leer y pensar que soy un auténtico idiota, no les culpo; pero creo que en este tipo de película lo que menos le conviene al espectador, es saber que está en una sala de cine viendo una película.

lunes, 8 de febrero de 2016

Crítica de “Chi-Raq”

-Una película extrañísima, repleta de colores y bruscos cambios de tono que funcionan demasiado bien. Spike Lee vuelve a sus orígenes con la munición recargada.

-Hay escenas que me descuadran bastante, otras que me hacen aplaudir. La película tiene un carácter tan voluble que no sé como sentirme, pero también es un documento real, firme e importante para el mundo moderno. La volvería a ver.

Se acerca el día de redactar mis listas de mejores y peores películas del año 2015, por esa razón las críticas de los filmes que visiono deben de ser breves y concisas para que pueda continuar viendo más. El último trabajo de Spike Lee era muy importante, porque este hombre puede entrar sin dificultad en cualquiera de las listas. Si hace mucho que me leéis, sabréis de sobra que Spike Lee es un director que me pone de los nervios por muchas de sus manías y por ciertas opiniones políticas que introduce sin miramientos y con mucho maniqueísmo en sus guiones. Soy muy fan de algunas de sus películas, de su furia callejera tan ardiente y falta de sutileza como la de Oliver Stone (pero con estilos diferentes); sin embargo hace mucho tiempo que no me cautiva su cine, porque su pólvora está mojada y lo único que veo en sus películas es un estilo pedante y una mirada subjetiva y metida con calzador de los temas que intenta tratar. Desde “25th Hour” (2002) no me ha deslumbrado con ninguna de sus películas, en verdad desde entonces sólo podría elogiar “Plan Oculto” como entretenimiento y poco más hasta llegar a su peor película, “Oldboy”. Porque cuando tu carrera está fatal lo que tienes que hacer es coger una de las mejores películas del siglo y hacerle un remake tan innecesario como deleznable; sinceramente, pensé que no levantaría cabeza tras aquella bazofia. Ahora bien, parece que con su nueva película el cineasta estadounidense se ha puesto las pilas. “Chi-Raq” es una adaptación moderna de “Lisístrata” en la que hibridan una disparatada y colorista sátira musical y una incendiaria y trágica diatriba político-social. El guionista y director tiene claros sus objetivos y sabe muy bien como usar las herramientas a su alcanze, el resultado es el mejor Spike Lee de los últimos 13 años.

sábado, 6 de febrero de 2016

Crítica de “The Revenant”

-Estamos ante la experiencia física de la temporada, una fábula que desgarra tu cuerpo pero no tiene alma.

-Técnicamente no tiene rival y habría que estudiarla en las escuelas. DiCaprio y Hardy completan dos interpretaciones sensacionales, duras e imborrables.

Seamos sinceros, “Birdman” le dio a Alejandro González Iñárritu carta blanca para hacer lo que quisiera después. El cineasta mexicano quiso ponerse a prueba (a él mismo y su ego) y destripar en su nueva película la esencia más primitiva del cine. “The Revenant” es pureza cinematográfica absoluta, una experiencia física para ver en la pantalla de cine más grande posible. Iñárritu y Mark L. Smith (“Habitación sin salida”) adaptan libremente una parte de la novela de Michael Punke y convierten ésta en una sangrante y lacerante aventura de supervivencia y venganza, donde prima el silencio. El director llama a su amigo Emmanuel Lubezki para que lleve a cabo un trabajo realmente arduo, se habla de ir a lugares lejanos (perdían la mayor parte de la jornada de rodaje en desplazarse hasta ellos), trabajar en condiciones muy dificultosas y rodar la película enteramente con luz natural, y es que con esa dependencia de la naturaleza, no debes permitirte fallar ni que lo haga nadie del equipo, la tensión podría cortarse con tijeras en el set. Para redondear una propuesta de la que se lleva hablando desde finales del 2014, está un reparto que quita el hipo. Un Leonardo DiCaprio que se decide a ir aún más lejos a la caza del Oscar, tanto que el plano final del filme es toda una declaración de intenciones, después está Tom Hardy, que lleva toda su carrera siendo impresionante, y para culminar unos secundarios de auténticos lujo, como por ejemplo: Domhnall Gleeson, Will Poulter, Forrest Goodluck y Paul Anderson. La película ha arrasado entre crítica y público, que ya la consideran un clásico instantáneo, además se ha convertido en el mejor estreno del 2016 hasta el momento. Me pregunto, ¿Se merece esos honores?

lunes, 1 de febrero de 2016

Crítica de “La novia”

-Paula Ortiz hace un gran esfuerzo para adaptar a Lorca, lo hace con brío, pasión y un excelente elenco actoral. Sin embargo la película se excede en su propuesta formal.

-Inma Cuesta realiza un trabajo lleno de fuerza dramática, una pena que la dirección se empeñe en subrayar lo que la actriz ya transmite por si sola.

Paula Ortiz es esa directora, guionista y productora aragonesa que recordaréis por aquel drama de historia cruzadas, “De tu ventana a la mía”, que causó una gran división de opiniones en 2011. Aquella fue su ópera prima y en esta ocasión se enzarza, como la propia palabra indica, en un asunto complicado: adaptar a Federico García Lorca. “La novia” es una versión libre y ambiciosa de “Bodas de sangre”, obra que ha sido llevada al cine anteriormente por: Edmundo Guibourg (1938), Souhel Ben Barka (1976) y Carlos Saura (1981). La versión de Ortiz le da mucho más protagonismo a la atmósfera y en especial al apartado visual; la primera decisión resulta al final un acierto redondo, la segunda creará polémica, aunque a este articulista le parece un fallo rotundo de una película que en otros sentidos es admirable. Migue Amoedo repite como director de fotografía convirtiéndose en uno de los protagonistas de la propuesta, y por último tenemos un potente reparto encabezado por Inma Cuesta y en el que también encontramos nombres de la talla de: Asier Etxeandia, Álex García, Luisa Gavasa, Carlos Álvarez-Novoa, Ana Fernández, Consuelo Trujillo, y Leticia Dolera.